El mismo día que comimos el sabroso y abundante sándwich Torre Alemana (click aquí para ver la reseña) en el local Lomo Alemán, también probamos otra especialidad de la casa; el sándwich Lomo Champiñón. A pesar de no ser tan grande como el anterior (y reiteramos que en comparación al anterior, porque este tampoco lo pudimos terminar), este sándwich llena y satisface, pero mucho, ya que aparte de destacar por la delicadeza de su sabor y, vaya que es difícil decir eso de un emparedado (lo siento por lo siútico, pero estaba ocupando mucho la palabra “sándwich”), lo hace también por la abundancia de sus ingredientes. ¿Por qué digo que es difícil? Porque un sándwich (otra vez), generalmente, su función principal es saciar el apetito con una preparación del gusto de cualquier paladar, entonces, muchas veces hay sabores que se pierden entre tanta mezcla. Sin embargo, este local sabe trabajar y apuntar directamente al sabor de cada uno de sus ingredientes de excelente calidad, con el objetivo de juntarlos sin que uno predomine por sobre otro.

El Lomo Champiñón, como su nombre lo dice, se centra en una preparación en base a lomo ahumado y champiñones, además de queso, choclo, mayonesa casera y pan, obviamente. Al igual que en la Torre Alemana, el lomo ahumado estaba perfectamente cocinado y con un sabor que se devela la calidad de éste, a pesar de tener un sabor característico y bien marcado, no invade en el sándwich y se complementa bien con el resto de los ingredientes. Los champiñones seguían la misma línea; muy bien cocinados y sabrosos, no pasaban desapercibidos. La mayonesa casera estaba rica; suave y con una textura adecuada. Y por último, el queso y los granos de choclo eran muy buenos acompañamientos. Es un sándwich muy bien cocinado y quita-hambre totalmente. Por otra parte, se nota la dedicación que le ponen para destacar en el sabor de toda su carta. Sinceramente es un sandwich recomendable, a nosotros nos encantó que mezclaran esos ingredientes y esperamos regresar pronto.

Cuando crees que todo el sándwich está bien, en la misma mesa ves un chancho en piedra maravilloso y ajíes verdes picados. ¿Qué podemos decir? Si estaba todo rico, imaginen lo hermoso que es complementar algunos bocados con estos ingredientes. Muy buen detalle, ojalá no se pierda nunca, son las cosas que hacen que uno quiera un poco más a unos locales por sobre otros.

No podemos finalizar la reseña, sin antes agradecer a Lomo Alemán (ex Secreto Alemán) por la amabilidad con la que nos recibieron sus dueños, con quienes mantuvimos una larga y grata conversación. Un local totalmente recomendable y con una excelente atención. Ubicado en Los Mañíos 7215, Lomas Coloradas.