Escuchamos y leímos sugerencias de muchos coterráneos que recomendaron la picada Donde Marito, así que fuimos a ver qué tal y, la verdad, es que valió la pena totalmente. El local, ubicado en Orompello 1129 (entre Cruz y Bulnes), a simple vista es un minimarket. Sin embargo, dentro de éste, se encuentra el puesto que nos acogió y nos sirvió una promoción realmente increíble: 2 completos (alemanes o italianos) a sólo luca. Sí, luca, 500 pesos cada uno. ¡Tremendo! Y no sólo por el precio, ya que los completos, en cuanto a sabor, tienen una calidad impensable.

La promoción no te obliga a elegir sólo una variedad de completo, ya que puedes pedir uno italiano (tomate – palta) y otro alemán (tomate – chucrut), a diferencia de otros locales, que te exigen pedir un mismo producto en una promoción. Y exactamente eso fue lo que hicimos nosotros; pedir uno de cada uno.

Rodeados en un ambiente muy amigable y de personas que iban a por su promo, nos llegaron los completos rápidamente, y no sólo a nosotros, ya que la atención a los demás clientes fue igual de veloz. El italiano; impecable. Mayonesa casera muy rica y bien preparada. El pan crujiente y calientito, este es un detalle importantísimo a la hora de preparar un buen completo. Por último, el tomate, la vienesa y la palta, complementaban correctamente para hacer un completo sabroso. El alemán sigue la misma tónica. Muy bien preparado, con la temperatura perfecta y el chucrut no estaba fuerte y para nada invasivo. En el mismo mesón donde anuncian tu nombre para que retires tus ‘tocomples’, hay ketchup, ají y mostaza. A Marito no se le escapa ni un detalle y cómo no, también existe una versión vegetariana. Cabe destacar que el tamaño de los completos no es mezquino, por lo que nos retiramos contentos y satisfechos del local. Es una de las mejores picadas que hemos visitado desde que se creó Picadas Conce y es muy difícil que un lugar pueda igualar a Donde Marito, quizás pueda llegar un local que los venda al mismo precio (lo dudamos), pero la esencia es inigualable.

Nos llamó la atención la cercanía de quienes trabajan en Donde Marito con cada cliente que llegaba al mesón a pedir su promo u otro producto del menú. Pudimos escuchar muchas risas mientras estábamos ahí, lo que habla muy bien del local y de quienes lo atienden. Por otra parte, cada día es más difícil encontrar promociones como las de aquí y, tal como lo señaló una de nuestras queridas seguidoras en Facebook, es un lugar sin inflación. Una picada old school. ¿Tienes hambre y no quieres gastar tanto? Visiten Donde Marito, no se arrepentirán. Podrán almorzar o tomar once por luca. Nah, la cagó.