• Precio:
    6500
  • Formas de Pago:
    Efectivo
  • Reparto a Domicilio:
    No tiene
  • Local:
    Metro

Esta es unas de esas pichangas para saborearse los dedos y de paso quedar realmente satisfechos. Preparando el estomago con sus terremotos esperamos con ansias la llegada de la pinchanga, espera que no fue para nada de larga.

Esta pichanga consistía en papas fritas con huevos duros, carne de cerdo, tomate, palta, queso y chorizo. Respecto las papas fritas esta pichanga traía  una generosa cantidad, eran caceras, no de las congeladas, bien ricas y no estaban pasadas en aceite. La carne era de cerdo y traía harta, sumamente deliciosa, una de las notas altas de esta pichanga lo deja la buena cantidad y sabor de la carne. Respecto a los vegetales estaban frescos, se notaba que el tomate y la palta fueron cortados al momento de montar la pichanga. Por ultimo el queso estaba rico y el chorizo venía cortado en rebanadas y lo había preparado a la plancha por lo cual quedó mas sabroso.

Una de las pequeñas maravillas de este local es que hacen un ají casero maravilloso, nosotros pedimos más, aunque estaba algo picante no pudimos dejar de comerlo, realmente recomendable, así que para los amantes del ají esta pichanga la van a disfrutar más, de hecho aun no llegaba y nos había comido casi todo el pan untándolo en el pocillo de ají.

El Metro es una picá bien clásica, tiene su misticismo, no se arrepentirán de conocer el lugar, muchas veces se habla de locales como la piojera y la verdad  ni se puede estar tranquilo en ese lugar, menos comer de manera tranquila, se paga el doble y todos lo conocen. Acá tenemos un local tradicional, algo escondido, pero que ofrece buenos productos como su terremoto que es mucho mejor que el de la piojera, lejos por la calidad de sus ingredientes y que además lo vende a la mitad del precio en comparación al local santiaguino.

La invitación está abierta y espero que vayan para que nos cuentes sus experiencias.


Ver mapa más grande