Fuimos a un local ubicado en el patio trasero de Paseo Augurio para conocer una preparación única en Concepción llamada Paila e Carajo. El dueño del local nos explica que es una receta tradicional de Cañete recomendada por el chef, y que ellos quisieron agregar a la carta.

La paila e carajo consiste en una porción de papas fritas acompañada de un bowl lleno de una salsa con un sabor asombroso. Sus ingredientes son carne de res picada en pequeños cubos, champiñones, crema y queso. Pero atención!, tiene un ingrediente secreto que la transforma en una salsa maravillosa no sabemos en realidad si es uno solo, o vario, pero de que algo especial tiene, lo tiene, y le da un sabor diferente y sabroso. Aquel día nos sentamos a esperar y ofrecieron té (el local ofrece teteras con variedad de sabores), así que probamos el mix de yerbas que estaba delicioso, por lo cual no duden en acompañar sus comidas con una tetera, sale conveniente ya que alcanzan varias tasas. Al llegar la preparación quedamos asombrados por la buena cantidad de papas fritas que estaban crujiente y bien calientes, más una porción enorme de salsa que venía espolvoreada con un poco de Merkén. Es difícil explicar el sabor de la salsa, la crema se mezcla con los sabores de la carne y los champiñones, mas los trozos de queso que se derriten dándole un espesor diferentes, y todo va adquiriendo un sabor final que queda maravillosamente bien al untar las papas fritas. Les pasan unas cucharas con las cuales se pueden ayudar para comer de mejor manera la salsa vertiéndola en las papas fritas que sin duda combinan maravillosamente.

Pensamos que podríamos terminar todo sin problemas, pero la porción es realmente contundente. Ademas incluye trozos de pan baguette que son perfectos para la salsa. Nos fuimos realmente sorprendidos por el sabor de la salsa y lo poco popular que es siendo una preparación tan rica. Si te gusta probar cosas nuevas, tienes que ir a este local y comerte una paila e carajo, sin dudas una preparación exquisita y diferente.

Solo nos queda invitarlos a TUCAPEL 353 y vayan con sus amigos a comer una rica paila e carajo. No olviden comentarnos sus experiencias!