Nuestros amigos del Jarana, los creadores de la famosa Wea Buena, nos invitaron a degustar sus distintas micheladas artesanales que ofrecen al público por lo que fuimos encantados a probarlas, y les relatamos la experiencia  a continuación.
Ya todos sabemos en qué consiste la clásica michelada a la chilena: jugo de limón, cerveza, y el borde del vaso coronado con sal o merken/sal. Y a pesar de tan simple preparación se puede distinguir fácilmente entre buenas  y malas micheladas, ya que hay ciertas características que hacen que algunas destaquen por sobre el resto, bajo ese contexto, les adelantamos que todas las micheladas artesanales del Jarana se destacan por sobre el resto de las que se sirven en diversos locales ya que están hechas con jugo de limón natural,  lo que hace que su sabor obviamente sea mejor, más notorio y con un nivel de acidez y dulzor sea el preciso. Lo otro es que todas están hechas con cervezas artesanales, por lo que el sabor de estas es distinto, más evidente, no aguado, cervezas con más cuerpo, algo que se agradece mucho cuando esta se va a diluir con otro elemento como es en este caso el jugo de limón. Cabe destacar eso sí, que si los comensales quieren beber micheladas con clásicas cervezas de botella también lo pueden hacer en el local, ya que en el Jarana también venden solo la base de la michelada (jarra con jugo de limón y borde con sal o merken) más la cerveza de botella que ustedes quieran.
Jarana ofrece 5 tipos de micheladas artesanales servidas en shop de medio litro, que varían por la cerveza de la cual están hechas, brindándole a cada una un sabor único y propio, lo que favorece a la variedad de todos los gustos y se las detallamos a continuación:

 

 

IMG_4173Michelada Rubia ($1.900): Esta es una michelada de sabor suave, especial para aquellos reacios a las cervezas artesanales por sus sabores más fuertes, en comparación a otras cervezas, su suavidad hace que se pueda notar más el sabor del limón, de la sal y el merken , es ligera perfecta  para saciar la sed, ya que es muy refrescante, especial para días calurosos o para las personas regodeonas de sabores más amargos. Si  están acostumbrados a las clásicas cervezas de botella y de sus sabores suaves, pero de igual forma se quiere probar algo de mejor sabor y  calidad, esta es la opción.

 

IMG_4174Michelada Ámbar ($1.900): De esencia acaramelada que le da un sabor único y característico a este tipo de cervezas, al momento de beberla se distingue con facilidad un cuerpo más notorio que la anterior, y con ese toque levemente amargo. La mezcla con limón y sal merken se siente exquisita, se pueden apreciar todos los sabores, pero por las características de la cerveza el limón pierde levemente protagonismo destacando el sabor ámbar. Cabe mencionar, que la cerveza ámbar se ha convertido en una de las favoritas de los comensales jaraneros, sobre todo para beberla sola más que como michelada, ya que su sabor es exquisito, por lo que pueden optar a beberla sola o disfrutar de la maravillosa michelada, en ninguno de los dos casos se van a arrepentir.

 
IMG_4217Michelada Negra ($1.900): Es de sabor más amargo y fuerte en comparación a todas las que sirven, al beberla se puede sentir un gusto a café que le da un toque único. Por las características de la cerveza en la michelada su sabor es el que resalta por sobre lo otro, solo disminuyendo levemente su delicioso sabor por sus acompañantes. La sal y el merken se acoplan perfectamente con su sabor y el jugo de limón hace su parte agregando de forma muy sutil la acidez correspondiente disminuyendo el amargor. Al ser más fuerte en sabor podríamos decir que es para un público más acotado, para aquellos que disfrutan de cervezas amargas que son tal vez menos refrescantes pero que resaltan y potencian el sabor clásico de las cervezas.

 

IMG_4231

Michelada Caminante ($2.300): Esta es una michelada de armas tomar, ya que la cerveza ámbar con la que está preparada es una tótem caminante que contiene nada más ni nada menos que 9 grados de alcohol, aunque no lo crean (las normales tienen de 4,7 a 6,0).  A pesar de tener estos potentes 9°, el sabor de la cerveza y por ende de la michelada no es del todo amarga, incluso se siente un  sabor algo dulce y magnífico, un sabor que se resalta con el limón, y que no se ve disminuido con la sal y el merken, haciéndola que sea un placer el beberla, y que uno se olvide de los grados, por lo que es muy engañadora por lo deliciosa que es. Los comentarios de los que ya la han probado es que hay que ir con cuidado y en la segunda o tercera empezar a afirmarse.

 

IMG_4269Michelada Maracuyá ($2.300): De todas, esta es obviamente la más dulce, esta prepara con la cerveza artesanal Urbana sabor maracuyá que es una cerveza rubia con un delicioso sabor a fruta. Casi se siente como un trago gourmet por decirlo de alguna forma, ya que tiene una exquisita mezcla de sabores que combina extraordinariamente bien lo dulce, lo salado/picante y lo acido. Su sabor atenúa la acides del limón pero no totalmente como para pasar desapercibido. Es sumamente refrescante por la que la recomendamos para aquellos días calurosos o se quiere beber  para acompañar algún plato de comida. Sin duda esta es una de las mejores micheladas que hemos probado, ya que su sabor es totalmente único y diferente a todas las micheladas que hemos probado y que a pesar de lo dulce no cansa y dan ganas de más. Con respecto a esta michelada hay que consultar la disponibilidad del sabor en el local ya que a veces llegan otros sabores como cacao por ejemplo.

 

Sin duda, el Jarana es un local muy completo, que nos ofrece una gran variedad de micheladas, tragos y cosas para comer o picotear. El ambiente es tranquilo como para ir a conversar y compartir con los amigos, está muy bien cuidado y se preocupan mucho de la limpieza dentro del mismo. Quizás el detalle es que últimamente va mucha gente por lo que cuesta encontrar mesa, pero eso nos reafirma que el local es bueno, por lo que si se quiere ir hay que llegar temprano o tener paciencia.
Un local sumamente recomendado para que lo visiten y disfruten de todo lo que ofrecen, y ya saben, hay micheladas para todos los gustos, así que solo disfruten.

Jarana Restobar queda ubicada en Paicaví 463, entre O’higgins y Barros Arana.