• Precio:
    6600 (con cerveza Escudo de litro)
  • Formas de Pago:
    Efectivo y Tarjetas Bancarias
  • Reparto a Domicilio:
    No tiene
  • Local:
    Casino Lord Cochrane

Picadas Conce fue a visitar el clásico Casino Lord Cochrane ubicado en Ohiggins, y como primera observación queremos recalcar que este lugar no es el mismo que el de hace dos años atrás, ni tampoco el de hace 5, esto lo decimos porque ha cambiado de dueños y cada uno le ha puesto un sello diferente, tanto en su ambiente como en lo que sale de la cocina.

En lo que respecta a la chorrillana esta no demoró mucho en llegar y la primera impresión que tuvimos fue que  no se veía algo tan grande, pero al ir disfrutándola por la mitad  ya nos sentíamos satisfechos,  podemos decir que apenas pudimos terminarla, así que es para que tres puedan comer y queden satisfechos.

Partiremos hablando por las papas que fue mi primera decepción, el motivo es que eran papas congeladas, no eran esas de plástico de cadenas de comida rápida, sino de las naturales que venden los proveedores previamente peladas y picadas. No son malas, pero tienen ese característica de ablandarse muy rápido, no son como las papas recien picadas que al freírlas quedan mas duras y crujientes. En fin, no es una gran tragedia pero no es lo mismo que las tradicionales.

El acompañamiento en si estaba bastante sabroso, lo primero que me di cuenta es que la cebolla no estaba bien salteada, me dejo esa sensación de que al tirarla a la plancha lo hicieron con sal y que se estuvo cociendo antes de que se dorara y acaramelizala, pero al menos no estaba fuerte, rica al menos  mezclada con el huevo. Respecto a la carne esta tenia cerdo y vacuno, ambas super bien sazonadas y sabrosas, blandas y generosas en cuanto a la cantidad y tamaño, de hecho podríamos decir que era de lo mejor de la chorrillana aunque lamentablemente estaban algo secas, no se sentía ese jugo sabor carne típico de las chorrillanas que uno come en Valparaiso.

Respecto a los condimentos no eran de buena calidad, pero el ají .. o queridos contertulios, el ají era una maravilla, si hasta nos dieron ganas de andar con un fresquito y llevar lo que sobró a casa (pedimos una porción extra porque estaba delicioso).

La atención fue muy rápida, buena y amigable, así que no escatime en propina cuando vaya a probarla!


Ver mapa más grande