• Precio:
    $4500
  • Formas de Pago:
    Efectivo y Tarjetas Bancarias
  • Local:
    Senda Real

Nada mejor que salir a buscar picadas a la hora de almuerzo, en donde el estómago ruge por comida. Caminando en plena búsqueda, mi compañero se acordó de un local ubicado en toda una es quina, el cual al momento de decirme, lo recordé inmediatamente por haber pasado por ahí cientos de veces.

Una vez en el local y ubicados en nuestra mesa, llego la camarera con los menús, después de varios minutos pensando en que comer, ya que había una buena variedad de platos calientes caseros, decidí por irme a la segura y pedir el clásico bistec a lo pobre, además venía con sopa o ensalada y con postre, mi acompañante opto por pollo con champiñones.
En las opciones a elegir opte por la ensalada a pesar de que el día estaba para sopa. Casi al tiro me llego mi ensalada de repollo, ya que probablemente la tenían lista para los comensales que llegaran al local, la aliñe un poco con jugo de limón y la probé, estaba buena, se notaba que el repollo era fresco.

Alrededor de los 15 minutos llego mi plato de fondo, el cual a primera vista impresionaba mucho por el gran trozo de carne con el que venía, sobre la carne dos huevos fritos y al lado una buena porción de papas fritas. Al probar las papas fritas estas estaban muy sabrosas, aunque me causo un poco de duda si es que eran recalentadas o estaban hechas de hace poco, pero en si estaban muy buenas, los huevos estabas deliciosos aunque para mi gusto talvez un poco recocidos, ya que soy de los que prefiere que la yema venga más liquida para untar las papas fritas en ella, con respecto a la carne, estaba deliciosa, muy bien aliñada, aunque quizás con un poco de nervios, pero el sabor compensaba ese detalle.

Terminado el plato, llego el postre, una deliciosa jalea, perfecta para rematar el buen almuerzo.

En general el local es bien bueno, tiene buena variedad de platos caseros, y a pesar de que opte por el clásico bistec a lo pobre, este estaba bien bueno, además que la porción estaba muy buena con respecto al tamaño, el precio del plato es de $4500 y a pesar de que puede ser considerado un poco caro al final de comer uno queda muy conforme. El detalle del local quizás fue algunos despistes de la camarera que nos atendió pero nada más.

El local esta ubicado en Maipú 998 para que lo visiten y nos cuenten que tal les pareció.